Cuidado

Encontrar el equilibrio saludable

Aunque actualmente no existen manera de prevenir el cáncer de seno, es posible reducir el riesgo de desarrollarlo, al igual que el riesgo de recurrencia. Todo está en esforzarnos por tomar decisiones saludables.

Muchas personas opinan que un estilo de vida sano que refleje el equilibrio entre los aspectos físico, mental y espiritual de la vida es la mejor forma de lograr estos objetivos. También llevar a cabo exámenes médicos regulares y exámenes de detección rutinarios, tanto para el cáncer de seno, como otras enfermedades que afectan a las mujeres al envejecer.

Dieta y nutrición

Como parte del estilo de vida, lograr una vida equilibrada, llevar una dieta sana es fundamental. Además, puede ayudar a controlar el sobrepeso y la obesidad, los cuales están relacionados con un riesgo de contraer el cáncer.

Esta dieta equilibrada es importante para mantener un peso saludable y debe incluir una variedad de verduras y frutas, al igual que granos integrales en vez de granos procesados. También, se debe limitar el consumo de carbohidratos refinados, incluyendo pasteles y harinas, cereales dulces, refrescos y azúcar para una mejor salud.

Algunos estudios han relacionado comer carnes rojas con un mayor riesgo de cáncer de seno. Sin embargo, otros análisis lo contradicen. Si quiere sentirse segura, considere comer pescado o aves en vez de carne y si come carne, escoja porciones sin grasa y cocínela al horno o a la parrilla en lugar de freírla o hacerla al carbón.

El consumo de grasa en la dieta también podría jugar un papel en el desarrollo del cáncer de seno. Algunos datos sugieren que el tipo de grasa en la dieta, más que la cantidad que se consume, podría ser un factor importante en el riesgo de cáncer de seno. Sin embargo, es recomendable incluir una variedad de grasas sanas en la dieta, principalmente de aceites vegetales como el de oliva, canola o sésamo.

Igualmente, el tomar una multi-vitamina diariamente asegura consumir cantidades adecuadas de folato, vitamina D y calcio. Al preparar comidas, también tenga en cuenta las vitaminas y beneficios de los alimentos, al igual que el tamaño de las porciones.

Ejercicio

Los estudios han demostrado que el ejercicio puede reducir el riesgo de cáncer de seno, estimular el sistema inmune y reducir el aumento de peso. También puede aliviar los efectos secundarios del tratamiento y aumentar la posibilidad de supervivencia, a la vez que fortalece al paciente, promueve un estado general de bienestar y ayuda a reducir la depresión, la ansiedad y la fatiga.

Por eso, debe escoger actividades físicas que le permitan mantener la consistencia. Caminar a un paso rápido, por ejemplo, es un ejercicio excelente y los médicos recomiendan hacerlo por 30 minutos, de 3 a 5 días a la semana.

A medida que mejora su estado físico, se recomienda incrementar su nivel de actividad, ya que existe una correlación entre el aumento de ejercicio y el aumento de los beneficios del ejercicio.

Si ha estado inactiva por un periodo largo de tiempo, tienen exceso de peso u otras dolencias médicas, hable con su médico sobre el ejercicio antes de empezar. Su médico puede evaluar su estado y ayudarle a empezar de forma segura.

Cuidado de los senos

Seguir una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad, beber cantidades limitadas de alcohol, limitar el uso de hormonas post menopausia y dar pecho si es posible, pueden reducir el riesgo de cáncer de seno. Pero además de esto, las mujeres deben saber cómo se ven y se sienten sus senos normalmente.

Esto se debe a que pocos órganos en el cuerpo sufren tantos cambios como los senos, desde la pubertad, el embarazo, la lactancia, la menopausia y después de la menopausia. Estos cambios pueden ocasionar una variedad de síntomas, entre los que se encuentran inflamación, dolor, sensibilidad y bultos.

Las dolencias de senos son bastante comunes y la mayoría son benignas. Por eso, el familiarizarse con la forma como los senos se ven y se sienten normalmente puede evitar ansiedad sobre esas dolencias y ayudarle a identificar cualquier cambio.

Envíales un mensaje ahora recordándoles lo importante que es para ti que se cuiden y protejan.

Un cáncer de seno detectado y tratado a tiempo tiene un 99% de posibilidades de sobrevivencia, sin embargo detectado tarde sólo un 23%. Comprométete a que todas las mujeres que amas se hagan un examen de seno.