Encontrando Apoyo

apoyo_pic

Enlázate al apoyo de FAMILIA- Suzana Cerna

“En el 2008, abuela llamó para decir que sentía un bulto en el seno derecho. Aterrorizada, la familia voló a México y tomó poco más de un mes para comprobar que tenía cáncer. A todo esto, la escuela a la que iba en los Estados Unidos estaba impaciente por que volviera y mi familia no tenía suficiente dinero para pagar en ese momento. Pero la enfermedad de abuela era avanzada. Hasta pensamos que ‘era el final…. No teníamos el dinero.’ Tomo cuatro cirugías y mucho trabajo para conseguir el dinero, pero finalmente abuela pudo dar la batalla mortal en contra del cáncer.”

Enlázate a los GRUPOS de apoyo- Patricia Frutos

Fui diagnosticada con cáncer de seno cuando sólo tenía 34 años. Nadie en mi familia tenía historia de cáncer. Me descubrí una bola del tamaño de un limón en el seno derecho. La mamografía no indicaba anormalidad, pero la biopsia decía que había cáncer agresivo. Se removieron 17 nudos linfáticos y el seno derecho. Una semana después, empecé la quimioterapia y después la radiación. La depresión me acompañaba todo el tiempo, pero gracias a los grupos de apoyo, además del amor de la familia y mi equipo de doctores salí adelante. Ahora ya tengo 41 años y sigo libre de cáncer. Por favor, revísate. El cáncer no tiene idioma, tu cuerpo es universal y hay bastante ayuda. Susan G. Komen me ayudó sin preguntar mi idioma.

Enlázate a las AMIGAS-Cecilia Sisneros

Siempre he sido una mujer activa. No bebo ni fumo y ninguna de las mujeres en mi familia había sufrido cáncer de seno. Yo incluso revisaba mis senos de mil en cientos para ver si tenían bulos, pero fue un día mientras me realizaba un auto examen de seno en la ducha sentí algo diferente. Se me hizo un nudo en la boca porque tenía 31 años y no quería creer que podía ser cáncer. Luego del ultrasonido y la biopsia recibí las noticias-Era cáncer. Me dio mucho coraje, tristeza y confusión. Me preguntaba ‘por qué yo’ constantemente. Pero lo primero que me dio esperanza fue cuando una sobreviviente que apenas conocía se enteró que tenía cáncer y me contactó. Entendía exactamente lo que estaba pasando. Y ahí me di cuenta de la comunidad de mujeres que se convertiría en mi familia.

Enlázate a los ESPECIALISTAS- Irene Maldonado

“Es sólo un cáncer pequeño Irene y si le damos un poco de radiación puede continuar con su vida.” Así me dijo el radiólogo en abril del 2001. La enfermera, quien estaba sentada conmigo, me colocó su brazo alrededor de mi espalda. Siendo madre soltera inmediatamente pensé en mi hijo Mark de 16 años. De alguna manera, él era lo único que yo tenía. Pero la enfermera me dio el mejor consejo: No tomes la historia de otros como si fuera la tuya. La experiencia de cada persona con cáncer es distinta. Esas palabras volvieron a mi en los siguientes meses. Siempre estaré agradecida del ángel que tomó mi mano mientras mi mundo, como yo lo conocía cambiaba por completo.

Enlázate a SOBREVIVIENTES como tu- Tammy Ruiz

Cuando supe que tenía cáncer de seno tenía mucho miedo y derramé muchas lágrimas. Pero mi esposo y mis tres hijos fueron mi fuerza. También encontré un modelo a seguir. Durante esa época, Leslie Mouton, una periodista del noticiero local de televisión, estaba pasando por su propia experiencia de cáncer de seno. Resultó que ambas tuvimos el mismo curso de tratamiento. Empecé con quimioterapia, luego me hicieron una tumorectomía y por último recibí tratamiento de radiación. Me daba mucho gusto verla todos los días en la televisión. De alguna manera me hacía sentir menos sola.

Envíales un mensaje ahora recordándoles lo importante que es para ti que se cuiden y protejan.

Un cáncer de seno detectado y tratado a tiempo tiene un 99% de posibilidades de sobrevivencia, sin embargo detectado tarde sólo un 23%. Comprométete a que todas las mujeres que amas se hagan un examen de seno.