iStock_000016133891XSmall

Tipos de Cáncer y sus tratamientos

Existen dos tipos principales de cáncer de seno: no invasivo o invasivo, por lo que los doctores han desarrollado un sistema para evaluar la extensión y gravedad del cáncer. A este sistema se conoce como la estadificación.

Es importante saber que existen cinco etapas de cáncer de seno que van desde la etapa cero, que es el cuadro no invasivo, hasta la etapa cuatro, que es el cáncer más avanzado. Para esto, la terapia local incluye cirugía y tratamiento de radiación, mientras el tratamiento sistemático incluye quimioterapia, terapia de hormonas y terapia focalizada.

Por lo general, el tratamiento para el cáncer de seno es una cirugía para extirpar el tumor. Esta cirugía se puede continuar con radiación y con quimioterapia, terapia de hormonas, terapia focalizada o una combinación de estos tratamientos. El tratamiento también varía según el paciente y puede incluir algunos o todas las terapias disponibles. En este proceso, se le motiva al paciente a colaborar con su doctor para elaborar un plan de tratamiento individual.

Se recomienda, por ejemplo, que las mujeres diagnosticadas con cáncer de seno consideren participar en estudios clínicos para evaluar nuevos tratamientos y posiblemente obtener beneficios de los mismos. De esta manera, los estudios clínicos sobe el cáncer de seno pueden comparar un nuevo tratamiento con un tratamiento establecido. Los participantes que no reciben el nuevo tratamiento reciben el mejor tratamiento estándar disponible, al igual que si no estuvieran participando en el estudio.

Cirugía y radiación

Es importante notar que existen una variedad de procedimientos quirúrgicos que dependen de las características del tumor. Los dos tipos principales de cirugía para el cáncer de seno son la cirugía de conservación de seno y la mastectomía. En la cirugía de conservación de seno, el cirujano trata de salvar lo más posible del tejido del seno, mientras en la mastectomía se extirpa todo el seno.

En la terapia de radiación, por su parte, vemos el uso de rayos X de alta energía para matar las células cancerosas que pueden quedar en el área después de la cirugía. Además puede ayudar a reducir las posibilidades de reaparición local.

La terapia de radiación tradicional se hace a diario en sesiones de aproximadamente veinte minutos durante un periodo de cinco a siete semanas.

Quimioterapia y terapia de hormonas

La quimioterapia es el uso de medicamentos anticancerosos para matar o disminuir el crecimiento de células cancerosas que se han propagado a otras partes del cuerpo. También puede utilizarse para el tratamiento del cáncer de seno en etapa inicial antes de una cirugía y en el cáncer extendido localmente.

Existen regímenes de quimioterapia que constan de varios medicamentos, los cuales se usan solos o en combinación. Dicho tratamiento por lo general se administra durante un periodo de tres a seis meses, con periodos de descanso entre tratamientos.

Los medicamentos antiestrógeno o terapias de hormonas, se adhieren a los receptores de hormonas y evitan que el estrógeno llegue a las células. Algunas terapias de hormonas, como por ejemplo el remedio tamoxifen, se adhieren al receptor en la célula de cáncer y impide que el estrógeno se adhiera al receptor. Los inhibidores de aromatasa disminuyen la cantidad de estrógeno que circula en el torrente sanguíneo en mujeres después de la menopausia. Se reduce el estrógeno que se proporciona a las células cancerosas y así se disminuye el riesgo de que el estrógeno estimule el crecimiento de las células cancerosas en el seno.

A su vez, la terapia de hormonas para el cáncer de seno es diferente de la terapia de reemplazo de hormonas después de la menopausia. La terapia de hormonas para el cáncer de ceno utiliza medicamentos para bloquear hormonas o reducir los niveles de hormonas en el cuerpo. Por el contrario, la terapia de reemplazo de hormonas busca reemplazar las hormonas naturales para aliviar síntomas de la menopausia.

Pero independientemente del tratamiento que se escoja, es necesario advertir que todos tienen ciertos efectos secundarios que debemos considerar. Sin embargo, la cirugía menos invasiva y los avances en quimioterapia y terapia hormonal han disminuido la gravedad de estos efectos secundarios.

Terapias integrales y complementarias

Un gran número de mujeres con cáncer de seno escogen terapias integrales y complementarias. Estas terapias son métodos de apoyo que se usan junto con los tratamientos convencionales.

También existen las terapias alternativas, pero estas son tratamientos que se usan en lugar de tratamientos convencionales y no son muy recomendadas por médicos. Esto se debe a que la mayoría de las terapias alternativas no han sido demostradas por estudios científicos. No es seguro usarlas en lugar de alguna terapia convencional no son . Incluso, los efectos secundarios pueden ser peligrosos y pueden interferir con los tratamientos médicos convencionales.

También, hay muchos métodos integrales y complementarios disponibles. Las categorías principales incluyen sistemas médicos comprehensivos, técnicas de mente y cuerpo, prácticas basadas en la biología, prácticas de manipulación y basadas en el cuerpo y la medicina de energía, entre otras.

Antes de utilizar un método de terapias complementarias, asegúrese de que es seguro y efectivo. Asegúrase también de informar a un médico de lo que piensa hacer e investigue las certificaciones del prácticamente y la calidad del servicio ofrecido.

Envíales un mensaje ahora recordándoles lo importante que es para ti que se cuiden y protejan.

Un cáncer de seno detectado y tratado a tiempo tiene un 99% de posibilidades de sobrevivencia, sin embargo detectado tarde sólo un 23%. Comprométete a que todas las mujeres que amas se hagan un examen de seno.